No. Yo no soy Charlie

Standard
Osadamente, me bajo del avión y me subo al bus con la cabeza descubierta. Algo que hago normalmente desde que tengo memoria, excepto en los días imposiblemente pasados por agua del trópico húmedo del cual provengo, cuando solo hay gorra que valga ante la indomabilidad capilar. Pero hoy, hoy es diferente. Hoy llevar la cabeza descubierta significa rebeldía. Irreverencia. Insurrección. O al menos, eso pienso yo. Hoy es diferente porque me encuentro en el aeropuerto de Riyadh. La historia Lee más [...]