Encuentro cercano con el Dalai Lama

Standard
El Dalai Lama... bueno, es que siendo su vecina, en algún momento me lo tendría que encontrar, aunque no fuera precisamente porque ambos hayamos salido al mismo tiempo a comprar el pan. Así que henos ahí, a un metro de distancia uno del otro, mientras me encuentro arrodillada y rodeada por fervorosos tibetanos y un grupo de españoles con quienes me he sentado para fines de traducción, en el templo de Tsuglagkhang, la residencia oficial de su santidad. Y aunque si bien es cierto que adoro Lee más [...]

Cosas que se quedaron en el tintero

Standard
El mejor beso No, no fue con vos. Fue con otro. Con otro español. Diay sí, consabida es mi debilidad por los españoles. Es la madrugada, pero el sol se resiste a salir con temprana desgana primaveral. Estamos sentados en el sofá, azul oscuro como el cielo que queda más allá de la ventana. Fumamos pausadamente, sin la prisa de los opiáceos. Aún tenemos en los labios el sabor del vino. Aún tenemos en el cuerpo el calor de la discoteca. Aún tenemos en las manos esa tensión sexual Lee más [...]

Pidiendo ride en Croacia y otras cosas

Standard
“I wonder how the police would tell my parents the way I died...”. Mientras avanzamos kamikazemente por calles encurvadas como fetuccinis ya servidos, comienzo a preguntarme lo mismo: “Sí, doña Elisa, su hija murió en la isla croata de Pag, camino a la ciudad de Zadar, en los Balcanes, en un accidente de tránsito, junto con dos macedonios y un gringo-finlandés”. Para mejores, mi hipotética muerte estaría amenizada por una música que se volverá frecuente en este viaje balcánico, Lee más [...]

Exorcizando Berlín Parte I

Standard
Berlín. El ejemplo más claro que puedo encontrar, hoy por hoy, de que no es la primera impresión la que cuenta. Mientras que hace 7 años tomé un tren rumbo a Praga aborreciéndola a muerte, con la nariz congestionada por andar llorando junto al Reichstag y entre los bosques de Wannsee, y con sólo dos pinches fotos en mi cámara, esta vez, en el 2011, fue exitosamente exorcizada de todos los fantasmas del pasado para saltar al top 10 de mis ciudades favoritas. Y es que Berlín es uno de Lee más [...]

De marcha en Madrid

Standard
Ya en el aeropuerto en Madrid, me espera mi súper amiga Sandra, a quien conocí en Tamarindo hace unos meses, cuando como parte de este periodo dadaísta pasé una temporada en la playa aprendiendo sobre genética y genealogía. Actualmente, Sandra tiene su propio fin supremo, pero a la inversa: el escenario que ella ha escogido es Costa Rica, de modo que ambas nos vemos desde distintos lados del espejo. Y es que es lógico: a la hora de viajar, uno busca lo opuesto al lugar en que vive. Si no, Lee más [...]