Dolor y dinero

Standard
2.37 a.m. A mi lado, Alma, una perra de distinguido estrato social germano, duerme bajo el edredón. De vez en cuando se levanta y me mira con aire de superioridad; pienso que en otra vida debió haber sido una dama antigua de orgulloso linaje y que en esta reencarnación canina se lo sigue creyendo, en vista de su pésima relación con los otros huéspedes del hotel y por la manera en ángulo de 90 superiores grados en que me observa. Intuyo que sabe que soy una proletaria del siglo XXI, que Lee más [...]

Perrológica

Standard
(Siete buenas razones para irse a vivir con hordas de perros en el medio de la nada en la campiña alemana). 1. Arbeit! ¡Brete! Algo que mucha gente no parece entender todavía es que, cuando viajo, no estoy todo el tiempo de vacaciones o turisteando por ahí. No entiendo qué los hace pensar eso de forma tan entusiasta e ingenuamente positiva: como dato curioso personal, en 11 años de haber ingresado al mercado laboral NUNCA me han pagado ni siquiera el salario mínimo establecido por ley. Lee más [...]

Sos una escritora que se muere de hambre si…

Standard
Sos una escritora que se muere de hambre si: 1. Cuando te sentís magnánima, y crees que ya has tenido suficiente con tres días consecutivos de sandwiches hechos con el pan del supermercado (que costó 80 centavos) y la ensalada de col que costó €1,49,  decidís darte un privilegio culinario al comprarte una cajita feliz en McDonald's por la onerosa suma de € 3,69. 2. Cuando te estás comiendo tu cajita feliz, contemplando el espectacular panorama urbano que puede ofrecer el segundo Lee más [...]