Viajá con la mujer que es tu madre

Standard
“Mami, ve: yo sé que esto te va sacar un poco de onda, pero ya yo soy una mujer adulta y vos sabés que he hecho muchas cosas. Estamos en Ámsterdam y yo aquí quiero ir a un coffee shop. Te advierto que ahí es donde fuman marihuana y está en el Red Light District, hay muchas putas y travestis, pero todo es legal, vas a ver que es muy tranquilo, no tenés por qué asust…” “¡Jale, jale! ¡Yo quiero ir a ver cómo es!”. Esa entusiasta respuesta la recibí de la misma señora que Lee más [...]

A mis 33 años, a mí nadie me quita lo bailado

Standard
Cada vez que se acerca mi cumpleaños, que coincide con las etílicamente célebres fiestas de Palmares, con la económicamente deprimente cuesta de enero y cada cuatro años, como este, con alguna campaña electoral vergonzosa y bisiesta, me siento a meditar sobre el curioso y profundo fenómeno del tiempo. ¡Pufffff! Vaya ahuevazón... Diay sí, lo admito. No soy precisamente una fan de mis cumpleaños. Para comenzar, me cuesta saber cómo reaccionar cuando el reflector está sobre mí por 24 Lee más [...]

Entonces, queridísimos lectores… ¿en qué nos habíamos quedado?

Standard
Ah sí: en que nací un 16 de enero de 1981 y 26 años después, el jueves 13 de septiembre de 2007, un sujeto en motocicleta, que irrespetó una señal de alto alrededor de la 1 p.m., en el cruce entre la calle Uruca y la avenida principal de Pavas al oeste de la ciudad de San José (o, como daríamos la dirección en Costa Rica, en la esquina 100 metros al este del Pollo Cervecero) me cambió la vida. Yo nunca lo llegué a conocer. Ni sé cómo se llama. Es más, yo ni siquiera estaba ahí: en Lee más [...]