Cosas que te llamarán la atención si vas a Costa Rica

Standard
¿Para qué te vas? Para que podás volver. Para que podás ver el lugar del que venís con nuevos ojos y colores extra... Regresar donde comenzaste no es lo mismo a nunca haberte ido. -Un sombrero lleno de cielo. Terry Pratchett.   “Apuesto que ese charral no lo ve usted en ninguna otra parte”, menciona el taxista mientras pasamos frente a uno de esos charrales de toda la vida, que para mí, desde hace dos años exactos, ha dejado de ser, precisamente, de toda la vida. Tiene Lee más [...]

Cuando sos la única tica en kilómetros a la redonda

Standard
-So, where are you from? -Costa Rica. “Aquí vamos de nuevo…”, pienso para mis adoloridos adentros, mientras estoy frente a un médico vietnamita que me va a recetar antibióticos para lo que, felizmente, él cree es solo una infección intestinal después de haber rebotado por dos clínicas y haber recibido un cuasi diagnóstico de apendicitis. A estas alturas, para ser sincera, no le creo a ningún doctor y, estoicamente, me preparo para mi muerte inminente. Pero no sin antes haber Lee más [...]

Un país que sólo existe en mi mente

Standard
Cuando ya llevás un rato viajando, te das cuenta del crónico deja-vú que, inevitablemente, te ataca cada vez que iniciás todas y cada una de tus conversaciones. El eterno retorno a las mismas respuestas. El curriculum vitae básico para descubrir cómo, por qué y por cuánto tiempo tu destino, y el de otros personajes, se han cruzado en la misma página. Y es que como si de un contrato tácito y secreto se tratara, en el mundo mochilero existe un cuestionario de rigor al que uno será sometido Lee más [...]

Volver

Standard
-Señora: ¿necesita taxi? ¿Señora??????????????? ¡Qué putas...! Justo el recibimiento que esperaba: la versión tica del insufrible Rickshaw madame? traducida a la cruel clasificación criolla de una fémina de edad avanzada. Ya me lo decía mi israelí en moto, cuando allá en India, probaba sus capacidades de macho alfa y de prototípico judío al regatear con los maes de los rickshaws: en todo lado, los taxistas tienden a ser un dolor de picha. ¿De verdad me veo ya como una señora? Lee más [...]

Vos, quien pintarás los amaneceres

Standard
A Martina, quien tal vez no se acuerde de este personaje, pero que es tan suyo como su sangre. Dicen que no hay nadie que no entre en tu vida justo en el momento indicado con una misión indicada. Yo creo en eso. Yo creo que vos, Gemma, entraste a mi vida para terminar coloreando los amaneceres. Lo confieso, mea culpa: hace algunos años llegué a odiar a España y a los españoles. Nada de qué persignarse: los latinoamericanos tenemos una relación amor-odio con la madre patria y sus zopetas Lee más [...]