Por qué los años pasan tan rápido (y cómo hacerlos más lentos)

Standard
“¡Este año sí que se pasó rápido!” A mí, durante buena parte de mi vida, me pasaba lo mismo todos los diciembres: exclamar esa misma frase cada fin de año. Y cuando digo que me pasó “buena parte de mi vida” es que fue durante BUENA PARTE DE MI VIDA porque, al menos en mi caso, comencé a darme cuenta de la velocidad con que pasaban los días desde muy pequeña. Todavía recuerdo la primera vez que tomé consciencia acerca de esa vertiginosa brevedad de la existencia humana. Lee más [...]

El mito de “A tu edad deberías de…”

Standard
Lo conocí el último día de su viaje, en un hostal en Beijing, China. Venía de pasar dos meses recorriendo en bici parte de Asia Central. Esos países que suelen ser un poco la pega en los crucigramas porque casi nadie sabe bien cómo se deletrean, ni menos, cómo se viaja por ahí: Kirguistán y Kazajistán. Mucha K, mucho “stán” y, sobre todo, mucha duda de qué putas hay por allá. Pero bueno, el caso es que él los recorrió en bici hasta llegar a China, donde admite que se cansó Lee más [...]

Y ese fue el primer viaje…

Standard
Este post va dedicado a todos quienes vivieron esta aventura conmigo y que son personajes recurrentes en la novela de mi vida. Porque son de mis personajes favoritos. Casi 20 años más tarde, mientras camino por las calles de Lijiang, en el suroeste de China, se me viene a la mente que, si hubiera entrado por la puerta de ese baño unos cuatro minutos antes, eso quizás jamás hubiera ocurrido. Lo digo porque fue más o menos en ese lapso de tiempo en que me di cuenta de lo mucho que me urgía Lee más [...]

Viajá con la mujer que es tu madre

Standard
“Mami, ve: yo sé que esto te va sacar un poco de onda, pero ya yo soy una mujer adulta y vos sabés que he hecho muchas cosas. Estamos en Ámsterdam y yo aquí quiero ir a un coffee shop. Te advierto que ahí es donde fuman marihuana y está en el Red Light District, hay muchas putas y travestis, pero todo es legal, vas a ver que es muy tranquilo, no tenés por qué asust…” “¡Jale, jale! ¡Yo quiero ir a ver cómo es!”. Esa entusiasta respuesta la recibí de la misma señora que Lee más [...]

¿Por qué viajo sola?

Standard
Porque me tocó hacerlo. Así de simple. Lo siento si esperaban una oda al “quiero encontrarme a mí misma” de mujer psico-espiritual-yogui-wanna-be; o una oda al “lo hago para probarme a mí misma” de mujer independiente-omnipotente-mochilerofeminista, o algo por el estilo, pero les confieso algo: la verdad a mí no me gusta viajar sola. Nunca me ha gustado. Y eso que yo valoro profundamente mis ratos conmigo misma (escribir es un acto solitario al fin y al cabo). Pero no, la verdad Lee más [...]