Que lo bueno haga ruido (versión vietnamita)

Standard
“Si yo hubiera descubierto a ese mae en mi balcón, seguro le tiro un zapato, me encierro en mi casa y llamo a la policía”, reacciona una de mis mejores amigas por Skype, mientras me encuentro (en el balcón de marras dicho sea de paso) hablando con ella acerca del día en que salí a la terraza de mi casa y me encontré con un mae que no conocía en medio de mi balcón. En ese momento, tuve una epifanía: es rajado cómo a mí se me ha desactivo el chip de la desconfianza que muchos llevamos Lee más [...]

El derecho de una mujer a usar burka

Standard
Sorry, Alá, pero este calor yo no me lo aguanto. Voy jalando… La verdad, la mera y pura verdad, es que yo nunca he tenido problema alguno en envolverme la jupa en un chuica al momento de entrar a una mezquita. Primero, porque si vas a viajar, vas sobre todo a aprender, no a juzgar. Segundo, porque me gusta cómo me veo, la verdad. A mí siempre me han gustado los sombreros y las bufandas y esta vara es como una práctica y liviana síntesis de los dos. Pero hasta ahí. De la mezquita para Lee más [...]

El pensamiento que te impide viajar

Standard
“Si viajar fuera gratis, nunca más me volverían a ver”. ¿Se han cruzado con esa frase en su muro de Facebook? ¿O, incluso, ustedes mismos la han posteado? Obvio. Ese es el verdadero impedimento para viajar: ¡la plata! Porque, al parecer, viajar es un privilegio para quienes se encuentran sentados en la cúspide de la pirámide económica. Como si los primeros pobladores de América no hubieran cruzado el estrecho de Bering desde Siberia con la tecnología que ofrecía, nada más y nada Lee más [...]

Cuando sos la única tica en kilómetros a la redonda

Standard
-So, where are you from? -Costa Rica. “Aquí vamos de nuevo…”, pienso para mis adoloridos adentros, mientras estoy frente a un médico vietnamita que me va a recetar antibióticos para lo que, felizmente, él cree es solo una infección intestinal después de haber rebotado por dos clínicas y haber recibido un cuasi diagnóstico de apendicitis. A estas alturas, para ser sincera, no le creo a ningún doctor y, estoicamente, me preparo para mi muerte inminente. Pero no sin antes haber Lee más [...]

Cuando viajar ya no es suficiente

Standard
A mí siempre me pasa lo mismo con el cereal: compro una marca X y desayuno ese tipo de cereal, todas las mañanas, por semanas y semanas, hasta que me harto. Zucaritas-Zucaritas-Zucaritas. Special K-Special K-Special K. Rice Krispies-Rice Krispies-Rice Krispies. Y así con todo. Descubro una canción nueva y la oigo, la oigo, la oigo hasta que descubro en el iTunes que escuché Copenhagen de Vetusta Morla 226 veces y que por eso no debería sorprenderme de que ya no la pueda escuchar más. Lo Lee más [...]